Beneficios de la rehabilitación grupal

Beneficios de la rehabilitación grupal

Hoy queremos hablaros de cómo el tratamiento de rehabilitación grupal forma parte de nuestro método de trabajo en la FLM debido a la importancia de los beneficios que aporta. Es cierto que hay aspectos dentro de la fisioterapia y de la terapia ocupacional que no pueden ser trabajados más que de forma individual, sin embargo, otros sí pueden hacerse en grupo, siendo esta forma de trabajo deseable en muchas ocasiones. ¡Y nosotros no desaprovechamos la ocasión!

Está comprobado que realizar una actividad física en grupo hace que el esfuerzo realizado sea más llevadero, propiciando además conversaciones que de otra manera no se darían, pudiendo compartir temas dentro del ámbito físico o de la salud, fomentando así el intercambio de experiencias y la socialización. Esto facilita que nos hagamos más conscientes de nuestras capacidades y también de las dificultades reales con las que nos encontramos.

Por otro lado, este tipo de trabajo nos incentiva el deseo de auto-superación y la motivación por mantener un tipo de actividad física pues, como ya sabéis, uno de los problemas del estilo de vida actual es el sedentarismo y encontrar la manera de adherirse a un ejercicio regular y periódico es todo un logro.

Además, conseguirlo puede impactar positivamente en el auto-concepto y en la constancia, y la liberación de endorfinas que ocurre cuando realizamos una actividad física supondrá un estímulo asociado al grupo, lo que puede facilitar la consolidación de las relaciones y propiciar la comunicación, el respeto y el sentimiento de apoyo mutuo; apoyo que todos podemos ofrecer con independencia de nuestras capacidades físicas.

Entre las actividades grupales que se realizan en la rehabilitación de la FLM se encuentran aquellas cuyos objetivos son ganar fuerza, control o resistencia cardio-vascular, entre otros. Esto lo podemos trabajar con un entrenamiento a intensidad moderada, a alta intensidad (HIIT), o incluso con actividades físicas más lúdicas, llegando a realizar competiciones individuales o por equipos para estimular el deseo de superación e incentivar la cohesión.

Como ya os hemos mostrado en ocasiones anteriores, la motivación, romper con la rutina y la autosuperación es una búsqueda constante dentro de nuestro tratamiento rehabilitador.

Por todo los beneficios comentados, en la FLM aprovechamos cualquier actividad física para fomentar estos aspectos, determinando la agrupación de usuarios en función de las actividades que permiten la consecución de sus objetivos individuales, las edades, los intereses comunes y las capacidades similares que favorezcan un desarrollo homogéneo del grupo; lo que lleva a nuestros usuarios a tener la percepción de haber realizado un trabajo intenso a la vez que han compartido un agradable tiempo y espacio con personas con las que tienen mucho en común y de las que pueden recibir y dar apoyo, mientras trabajan divirtiéndose.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.