Deportes de invierno: esquí adaptado

Deportes de invierno: esquí adaptado

El deporte se relaciona con varias áreas de nuestra sociedad: Además del ejercicio físico también abarca distintas dimensiones sociales y culturales. Es necesario para llevar una vida sana que aumente nuestra calidad de vida.

En nuestra serie de deportes de invierno, hoy os vamos a hablar del esquí adaptado.

Dentro de los deportes paralímpicos podemos encontrar el esquí Alpino, Esquí Nórdico, Snowboard, etc. Este deporte lo pueden realizar personas con diferentes capacidades psíquicas, físicas o sensoriales.

En el esquí alpino nos encontramos tres categorías diferentes: discapacidad visual, de pie y en silla. Cada una de estas categorías se divide a su vez en distintas clases según el tipo y grado de discapacidad. Por ejemplo: en la categoría de silla hay hasta 13 clases diferentes, en la discapacidad visual compiten junto a un acompañante que le va dando indicaciones y en silla todos utilizan un “Sit-Sky”.

En el esquí nórdico o de fondo los deportistas pueden realizar cuatro tipos de pruebas: corta, media, larga distancia y relevos. Al igual que en el esquí alpino los deportistas pueden competir de pie o en un “Sit-Ski“. Los que tienen discapacidad visual van acompañados.

En función del tipo discapacidad podemos encontrar diferentes formas para practicar este deporte: sentados en silla estarían el monoesqui y el Biesqui, la silla tendrá uno o dos esquís y el equilibrio y los giros se consiguen gracias a los estabilos (bastones adaptados con unos esquís pequeños montados en el extremo). También existe tres huellas, con la utilización de un esquí solamente y cuatro huellas, en la que hay afectación de miembros inferiores pero sin necesidad de ir en una silla, y utilizan dos esquís. En las fotos que acompañan este artículo podéis encontrar diversas formas de practicar el esquí.

Algunas de las pistas para practicar esquí Alpino en España son: Cerler , Molina y Sierra Nevada . Las tres están adaptadas para poder acceder en silla de ruedas. Si eres un apasionado del deporte y de la nieve, y tienes algún tipo de discapacidad, no dejes que esto no sea un obstáculo para que puedas seguir disfrutado de lo que te gusta.

Ten presente que según la forma en la que se desarrolle este deporte se van a trabajar diferentes aspectos de nuestra condición física: la Fuerza de miembros superiores e inferiores, trabajo cardiopulmonar, el equilibrio y la coordinación. Sin olvidar el aspecto psicológico en donde aumentaremos nuestra motivación y concentración.

¿Te animas? ¡Cuéntanoslo!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.