La cocina: un entorno potencialmente accesible

La cocina: un entorno potencialmente accesible

Dentro de los hogares, las cocinas cada vez toman más importancia.  Ahora los niños quieren ser cocineros gracias a los programas de televisión; y cada vez más gente se anima a cocinar y comer bien. Tener diversidad funcional no debe ser un obstáculo para el acceso a esta actividad.

 

¿Por qué empezar por la cocina?

Con este artículo pretendemos dar ideas donde cada persona, dentro de sus posibilidades, pueda encontrar soluciones para facilitar la actividad de cocinar y, por qué no, DISFRUTAR de ella.

Esta actividad instrumental de la vida diaria es de las primeras en ser abandonadas tras sufrir una lesión medular. No poder cocinar genera aún mayor dependencia entre las personas afectadas; podemos evitar coger el transporte público, o buscar alternativas para el manejo del dinero, pero normalmente “no poder cocinar” nos hace depender de alguien que nos prepare la comida.

Por otro lado, se trata de una actividad que, como herramienta de rehabilitación en sí misma, motiva mucho a los usuari@s. A través de la cocina se trabajan muchos componentes motores y cognitivos; ésto lo concierte en una actividad que se propone para valorar y trabajar objetivos terapéuticos.

La cocina, al ser un espacio multifuncional, ofrece soluciones complejas, lo que la convierte en uno de los espacios de la casa menos accesible. La actividad de “cocinar” requiere de una serie de habilidades manipulativas y cognitivas también complejas.

En este artículo abordaremos las soluciones para las habilidades motoras, las soluciones para diversidad sensorial y cognitiva dan para otro artículo que trataremos más adelante.

 

Accesibilidad Universal

Por Accesibilidad Universal entendemos la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible.

Teniendo en cuenta todas estas características, es difícil diseñar una cocina bajo el concepto de Accesibilidad Universal. La colocación de encimeras que adaptan sus alturas con sistemas electrónicos, sistemas de domótica, estanterías que suben y bajan…suponen un coste que no está al alcance de tod@s. En muchas ocasiones, se tendrían que reconstruir por completo los espacios.

Las nuevas construcciones deben diseñar bajo esta condición, pero, ¿qué hacemos con las cocinas reales de nuestros usuarios?

 

Soluciones de Accesibilidad

Las soluciones que planteemos se deben adaptar siguiendo tres premisas:

  1. Lograr la máxima autonomía y participación de las personas que habitan esa casa.
  2. Adaptarse a la persona: las casas deben adaptarse a las personas que las habitan.
  3. Bajo coste: debido a la situación económica actual, ahora más si cabe, es necesario ceñirse lo máximo posible a este punto para poder conseguir posibles mejoras en muchos casos.

El objetivo es dar con la alternativa en materia de accesibilidad más específica para la persona, revisar las oportunidades que existen en el mercado a través de un análisis previo individualizado de cada tarea (en este caso cocinar) y detectando donde se encuentra la necesidad concreta.

En el mercado existe una amplia gama de soluciones que se adapta a todo tipo de presupuestos y no siempre la opción más cara puede ser la más idónea.

Por ejemplo, si la persona con la necesidad en materia de accesibilidad siempre va a usar una misma mesa, ¿es necesario instalar un sistema eléctrico? Unos tacos de madera, hechos por un carpintero, nos dan una solución accesible en todos los aspectos.

En conclusión, podemos diferenciar dos tipos de soluciones:

  • Las soluciones que facilitan el acceso a la cocina, atendiendo a la cocina como espacio físico.
  • Las soluciones en accesibilidad para la actividad de cocinar propiamente dicha, es decir, desgranando cada pequeña tarea que implica esta actividad.

 

ACCESIBILIZANDO LA COCINA

Para considerar una cocina accesible, es preciso que la persona que va a usar este espacio no encuentre barreras que le impidan llevar a cabo alguna de las tareas o usar algún elemento imprescindible para completar la actividad de cocinar.

Puedes leer más información en ésta ficha técnica que ha preparado PREDIF .

 

ESPACIOS

Se pueden distinguir cuatro áreas de trabajo. Es necesario una distribución eficiente dentro de la cocina de estos espacios, para poder minimizar los desplazamientos y tener al alcance visual todo desde la zona de trabajo.

Estas zonas son

  1. El fregadero.
  2. El plano de trabajo.
  3. Los fogones, el horno y el microondas.
  4. El frigorífico y los armarios para el almacenaje.

Para conseguir los objetivos propuestos, es preferible que la cocina tenga una disposición en forma de L, en forma de U ó en línea. En las siguientes imágenes mostramos las propuestas de distribución:

 

Predisposición de una cocina en forma de L, en forma de U o en línea.

 

MEDIDAS A TENER EN CUENTA

En el momento de hacer obra o comprar una casa debe tenerse en cuenta que siempre debe adaptarse a las características de cada persona en lo referente a su accesibilidad.

Es importante saber que si se tienen dudas existen profesionales a los que consultar, como es el caso de terapeutas ocupacionales expertos en materia de accesibilidad, que además de conocer la forma de adaptar las actividades de la vida diaria tienen conocimiento en cuanto a medidas y elementos facilitadores que promueven la participación de la persona.

A continuación se detallan las medidas a tener en cuenta :

Acceso a la cocina

  • Puerta: anchura no inferior a 80 cm (depende del tamaño de la silla).
  • Recomendable una puerta corredera.

Medidas Para La Circulación En El Interior

  • Frente a cada uno de los muebles de la cocina existirá un espacio libre en el que pueda inscribirse un cilindro de 150 cm de diámetro hasta una altura de 30 cm, y otro concéntrico de 130 cm de diámetro hasta el techo, para que el usuario de silla de ruedas o con andador pueda hacer un giro de 360 grados.
  • En estrechamientos puntuales, el ancho libre de paso mínimo será entre 80 – 90 cm.
  • No deben existir esquinas ni bordes cortantes en el mobiliario, éstos estarán redondeados.
  • Se recomienda pavimento antideslizante.

Medidas Para Alcances

  • Zona de almacenamiento: Se recomienda una altura de 80-90 cm.
  • Altura de las encimeras: 75-80 cm para personas sentadas, y entre 85 y 95 cm para personas de pie. No tendrá una profundidad mayor de 60 cm para que cualquier objeto situado sobre ella pueda ser alcanzado por una persona en silla de ruedas.
  • Altura de las baldas y los cajones de los armarios: Estará comprendida entre 40 y 140 cm para que puedan ser alcanzados por personas en silla de ruedas, y entre 50 y 160 cm para personas de pie.
  • Para que un usuario de silla de ruedas pueda aproximarse frontalmente y hacer uso de la cocina, el fregadero y el plano de trabajo de la encimera, deben existir bajo los mismos espacios libres de al menos 80 cm de ancho, 70 cm de alto y 60 cm de fondo.
  • El frigorífico o los armarios bajos, con puertas abatibles o cajones, deben disponer de un espacio lateral de aproximación para un usuario de silla de ruedas. Éste será por el lado de apertura de la puerta y tendrá 80 cm de ancho y 150 cm de fondo.

 

SOLUCIONES UNIVERSALES

Además de tener en cuenta las dimensiones espaciales que permiten la movilidad de cualquier persona en una cocina accesible, es fácil encontrar soluciones en el mobiliario de la cocina más relacionada con el diseño de estos componentes.

  • Armarios móviles con ruedas debajo de los espacios.
  • Tiradores de manos fáciles de agarrar.
  • Muebles de apertura por presión
  • Grifos tipo monomando.
  • En este tipo de estancias es muy conveniente controlar la altura y número de enchufes y llaves de paso, ya que en la obra lo suelen poner en lugares un tanto alejados del ámbito de alcance de una persona en silla, por ejemplo. La altura dependerá de la que el propio usuario necesite, dependiendo de sus necesidades específicas.
  • La iluminación: La iluminación general de la cocina debe ser de al menos 300 lux. Para una cocina de 10 m2 esto se consigue con un tubo fluorescente de 65 W y 150 cm o dos bombillas incandescentes de 100 W. Es útil colocar una luz puntual en la zona de la encimera que ilumine directamente la superficie de preparación de los alimentos.
  • El horno y el lavaplatos: Deben colocarse dentro del espacio de alcance y con mandos fáciles de manipular.
  • Tableros extraíbles: Colocar tableros extraíbles que se puedan utilizar como mesa auxiliar.

 

PRODUCTOS DE APOYO DE BAJO COSTE PARA ACCESO A LA COCINA

Existe un ejercicio importante para conocer el nivel de accesibilidad de nuestras cocinas. Consiste en analizar por completo la realización de una receta cotidiana: Debemos prestar atención a todos los movimientos y dispositivos necesarios para realizar cada una de las tareas que componen la realización de una receta. Se deben valorar cada una de las tareas que implica y comenzar por buscar las soluciones más sencillas posibles. Esto nos ayuda para que a la hora de cocinar:

  • Podemos planificar la actividad que vamos a realizar, teniendo en cuenta los utensilios que vayamos a necesitar y los movimientos que vamos a llevar a cabo
  • Sea posible colocar el material más utilizado al alcance y localizar las futuras soluciones de bajo coste disponibles.

 

SOLUCIONES ÚTILES

Es posible encontrar soluciones sencillas y económicas, recurriendo a ferreterías, carpinterías, mercerías donde los profesionales que nos atienden pueden confeccionar de forma artesana soluciones con materiales cotidianos. Además, por suerte, hoy en día se ha diversificado la oferta de productos de los grandes almacenes dedicados a la decoración y mobiliario. En sus catálogos además de prestar atención al diseño, no sabemos si por casualidad o de forma intencionada, atienden también a las necesidades en funcionalidad de muchas personas con diversidad funcional.

Hemos revisado alguno de los catálogos de estas tiendas y os mostramos diferentes productos que pueden ser valorados según cada circunstancia.

 

COCINAS MODULARES

Con esta equipación puede ser muy sencillo y económico adaptar nuestro espacio a nuestras necesidades. El espacio debajo del fregadero puede ser útil para facilitar el acceso.

CARRITOS MÓVILES

Nos puede aportar múltiples soluciones para poder llevar los utensilios con facilidad según nos convenga.

 

TIRADORES ADAPTADOS

Basta con ir a una ferretería de barrio o a una tienda de muebles para encontrar la opción más adecuada. Estos nos han gustado especialmente, y son muy económicos.

GRIFOS CON SENSORES

Se enciende y apaga con un ligero movimiento de las manos, sin necesidad de tocarlo.

El sensor está situado en el lateral del mezclador; así es menos visible y más práctico.

   
PUERTAS DE APERTURA POR PRESIÓN

En lugar de utilizar pomos o tiradores, se puede optar por unas puertas de fácil apertura mediante presión directa en un punto.

SOLUCIÓN ESCURREPLATOS

Para poder tener al alcance los utensilios utilizados con frecuencia

SOPORTE PARA BOTE DE ESPECIAS

Por la posición de los botes, facilita el agarre.

ORGANIZADOR BOTE DE ESPECIAS

Para colocar al alcance y facilitar el agarre de los botes

ACCESORIOS DE PARED PARA LA COCINA

Para tener lo más útil de la forma más accesible sin necesidad de utilizar armarios

                         
BOTELLERO

Similar al caso del soporte para botes de especias, el botellero permite alojar en un punto accesible y al alcance de la persona las botellas.

 

ACCESIBILIZANDO LA ACTIVIDAD DE COCINAR

 

PRODUCTOS DE APOYO

La elección del producto de apoyo adecuado requiere de una valoración individualizada de cada persona. Hay múltiples opciones para la cocina y la alimentación, con el fin de facilitar el asesoramiento y la elección de los mismos hemos querido sintetizarlos en la siguiente tabla.

 

ABREBOTES TABLA DE COCINA
MANGOS ERGONÓMICOS COGE-PLATOS CALIENTES
                     
PAÑOS ANTIDESLIZANTES CARRITOS – BANDEJA
GIRADOR DE MANDOS PELAVERDURAS DE UNA MANO
BANQUETA CON ASA Y RESPALDO CUCHILLO NELSON- CUCHITENEDOR
TABLA DE CORTAR-UNTAR FIRME AYUDA PARA SERVIR
CUCHILLO MEDIA LUNA TAZA HANDSTEADY

 

DOMÓTICA

Después de todo lo mencionado, no podemos olvidar el papel de la tecnología a la hora de fomentar la autonomía en el hogar de las personas con diversidad funcional.

Hoy en día, la oferta de soluciones domóticas es muy amplia. En ocasiones se acercan más a productos de lujo que a recursos que promueven la autonomía de la persona. Será esencial conocer la preferencia de la persona usuaria para personalizar lo máximo posible el diseño de su cocina. Lo importante no será instalar un sistema complejo que integre todos los elementos de esta estancia, será siempre más efectivo elegir aquellos elementos sobre los que nos es más importante actuar atendiendo a las necesidades específicas de la persona que los va a usar.

Los criterios de elección serán la sencillez, modularidad de los sistemas y escalabilidad. Debemos ir más allá de la accesibilidad, la usabilidad de la cocina hará a las personas con diversidad funcional más independientes en la actividad de cocinar.

Es necesario que los conocimientos a este nivel se difundan entre los profesionales relacionados con la arquitectura y los profesionales sanitarios relacionados con la diversidad funcional. De esta forma, se romperá la barrera inicial de las personas y familias con diversidad funcional de implantar estos sistemas de domótica.

 

La tecnología elegida debe adaptarse a la persona que se beneficiará de ella.

 

Un punto de partida importante será la elección del modo en que queremos enviar nuestras órdenes a los dispositivos. Esta elección será importante ya que con ella comienza la oportunidad de manejar de forma independiente la cocina.

Atendiendo a los presupuestos, necesidades y conocimiento y tiempo disponible se puede elegir entre acudir a empresas especializadas en este sector, uso de Aplicaciones diseñadas con este fin o acudir a un profesional que analice nuestro caso y canalice hacia donde es más beneficioso dirigirse.

 

SOLUCIONES QUE PROPONEN EMPRESAS ESPECIALIZADAS

  • Touch And Grill

Termómetro de cocina integrado haciendo que sea uno de los más versátiles del mercado. Aunque hablemos de colocarlo en la cocina, también nos referimos a instalarlo en cualquier espacio de tu vivienda donde vayas a cocinar, como la barbacoa, la terraza, el horno…

El sistema Touch and Grill mide la temperatura, la cual puedes ir viendo desde la aplicación de Loxone Smart Home y recibir un aviso cuando haya alcanzado la deseada. Esta alarma puede ser mediante un timbre de alarma, una notificación de la APP o incluso que la propia vivienda reaccione de determinada forma. 

  • Controla Todo Desde Tu Encimera

Se trata de instalar un pulsador que integra todas las funciones necesarias para controlar el uso de la vitrocerámica.

  • Entérate Quien Llama

Es fácil que, mientras una persona está en la cocina, no se entere cuando llaman al portero de nuestra casa. Existen opciones para poder informar de la llegada de alguien a nuestra casa. Una solución posible puede ser avisos por parpadeos en lugar de señales sonoras.

 

APLICACIONES DE DOMÓTICA EN LA COCINA

A pesar de la brecha digital existente, cada vez es más fácil encontrar aplicaciones que aportan soluciones importantes para las personas con diversidad funcional. Esperamos dar difusión a estas aplicaciones para que cada vez más personas se beneficien de sus funciones.

En este caso se debe acudir a la tienda de aplicaciones propia en el móvil. Allí dentro podrá encontrarse, diferentes gamas que atiendan a nuevas necesidades.

Merece la pena también echar un vistazo a las aplicaciones de las propias marcas o fabricantes.

El reto consiste en conseguir una cocina Open Source, ya que por el momento es necesario buscar por varias vías si no recurrimos a una empresa especializada.

  1. KitchenPad Timer, configura la App controlar los fogones de la cocina, ya sea de gas, eléctrica o de leña desde el móvil y en tiempo real.
  2. Home Connect, sirve para controlar y manejar los electrodomésticos de la cocina. En este caso sólo para Siemens y Bosch. Poner en marcha la cafetera, la campana, el hormo, el frigorífico, lavavajillas, lavadora…
  3. ALEXA, ya conocido por todos su funcionalidad mediante el control de voz.
  4. ROBOTS DE COCINA, que minimizan el uso de menaje y cubiertos y permite cocinar varios platos a la vez.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.