Proyecto de Transformación Digital: Cámaras Profesionales Accesibles para tod@s

Proyecto de Transformación Digital: Cámaras Profesionales Accesibles para tod@s

1 marzo 2019 | Noticias, Proyectos |

Gracias a Fundación Vodafone España, llevamos varios meses analizando dispositivos, tratando de sistematizarlos, organizarlos y a veces se nos olvida cómo empezó el sentido de todo este proyecto, que ideamos para estar #ConectadosPorLaAccesibilidad

Un día, Miguel Ángel, un tetrapléjico que es un verdadero amante de la fotografía, vino contándonos que se había comprado una cámara de gran formato. A priori parecía una locura, son aparatos muy profesionales y de manejo bastante complejo sobre todo para una persona como él, con movilidad reducida en las manos y escasa fuerza. ¿Por qué se había gastado semejante dineral si no podía manejarla con autonomía?

La respuesta de Miguel Ángel fue clara y contundente: por el punto de vista. Él soñaba con que el fuelle de la cámara de gran formato le permitiera hacer fotografías desde un punto de vista distinto al que le había condenado su silla. A nosotros no se nos habría ocurrido que la movilidad de aquel fuelle podría suponer una transformación en el encuadre tan significativa para una persona tetrapléjica.

Fue la primera locura en la que ocupamos nuestras cabezas, y la que nos lanzó a presentar nuestra propuesta para comenzar una verdadera revolución de Transformación Digital.

Nuestras compañeras y compañeros de la Escuela de TIC y de Terapia Ocupacional idearon una adaptación para que el respaldo de gran formato se pudiera adaptar a uno digital que permitiera que Miguel Ángel viera en la pantalla el encuadre. No era, en absoluto, una cámara accesible ni por el precio, ni por el peso, ni siquiera por el manejo pero fue el inicio de empezar a pensar en accesibilidad y cámaras.

A partir de aquel experimento empezamos a pensar en el punto de vista, en ofrecer posibilidades visuales a personas que, por su escasísima movilidad, están condenadas a perspectivas que se repiten o que no pueden controlar.

Un día, alguien mencionó un dron, parecía una idea loca pero las sonrisas que se dibujaron en los rostros de los usuarios que nos acompañaban no permitieron que pensáramos que era una locura. Les parecía maravilloso poder ver aquello que les apeteciera, decidir la perspectiva y, sobre todo, tener la posibilidad de manejar las decisiones con autonomía. Aquella posibilidad les había ilusionado como si fueran niños con un juguete nuevo en la cabeza, no podíamos desaprovechar aquella oportunidad.

Llamamos a un amigo experto en drones y vino a explicarnos cómo funcionan. Tenía infinitas posibilidades y un manejo remoto más accesible de lo que imaginábamos…

Teníamos que probarlo. Y lo conseguimos.

Los drones entraron en nuestro estudio y también en las posibilidades reales de acceso de nuestros usuarios porque, en paralelo, se estaba desarrollando la legislación necesaria para que personas discapacitadas puedan acceder al título oficial de piloto de drones que, hasta hace muy poco, quedaba limitada por las pruebas médicas… No obstante, gracias al trabajo de nuestros grandes amigos de CERMI, las personas con discapacidad podrán ser pilotos oficiales de drones .Y nosotros estaremos allí para verlo 🙂

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.